¿Por qué es difícil emprender por primera vez?

El mundo está lleno de personas con todo tipo de personalidades y metas, y es en el mismo mundo donde vivimos que se encuentran las personas que se animan a emprender y que se diferencian de las que no lo hacen, pero, si todos vivimos por igual y nos regimos los mismos valores, ¿Por qué se vuelve tan complicado emprender por primera vez?

Aunque no lo creas, esta pregunta atormenta a cientos o quizás miles de personas que han trabajado en emprender un negocio y por más que tratan, parecen no avanzar en la dirección correcta, y es que a muchos se les hace más difícil emprender que a otras personas, y claro que existe un motivo claro de ello.

Y antes de que te invada el pensamiento de que los emprendedores son solo hijos de empresarios o de familias adineradas, mejor plantéate bien ese pensamiento y cámbialo por uno nuevo de independencia y mejoría de tu estilo de vida y sobre todo piensa en tu propio profesionalismo.

Todos podemos emprender

En esta vida todos tenemos la oportunidad de emprender un negocio, de lo que sea, incluso si quieres abrir una frutería, no importa, lo realmente valioso es el simple hecho de que tu vida la llenes de experiencias positivas y retos que te obliguen a salir de tu zona de confort para hacer lo que te gusta y vivir de ello.

Sin importar tu nivel socioeconómico, recuerda que en vez de poner excusas, mejor anímate y cambia tu forma de trabajar, ya conoces el dicho, el que quiere, puede. Pero la pregunta sigue vigente, ¿Por qué es tan difícil emprender por primera vez? Es cierto que para cualquier persona que no tenga experiencia, emprender se volverá un camino interminable de gastos y decepciones, y es precisamente ahí donde radica el problema.

Te recomendamos leer: La zona de confort del emprendedor 👈

No nos enseñan a emprender

Recordemos que en la sociedad estamos regidos por el sistema educativo, donde nos enseñan desde lo básico como leer y escribir, hasta lo más complejo como una carrera universitaria o una maestría. Pero el hecho de que en la misma educación no exista un apartado que te enseñe a emprender un negocio hará mucho más difícil que una persona se anime a emprender por el nulo conocimiento del entorno que eso implica.

Pero ojo, en ningún momento estamos criticando al sistema educativo ni mucho menos menospreciando a las personas que no les interesa emprender, más bien tocamos el punto de que debería existir un foco importante en la educación de los jóvenes que les enseñen a emprender un negocio o a vivir de lo que les gusta, muy por separado de la carrera a la que se quieran dedicar o a la empresa donde les gustaría desempeñarse.

Ésta educación debería existir no solo en la escuela, si no en casa también. Enseñarle a los hijos a que está bien querer ser emprendedor o empleado, pero que el hecho de abrir un negocio propio puede traer más ventajas en su futuro que cualquier otra cosa.

Así que si tomas en cuenta ese factor importante, sabrás por qué verdaderamente se vuelve complicado emprender por primera vez, pero hey, no te preocupes, siempre mantén en cuenta que la perseverancia es clave para un emprendimiento exitoso, y que siempre podrás contar con tus propias ganas de aprender para llegar a ser quien quieres ser en el futuro.

¡SÍGUENOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *