Segmenta y vencerás: ¿Qué es y cómo beneficia a tu empresa?

Cuando una empresa segmenta, tiene más probabilidades de tener éxito. Sin embargo aún existen organizaciones que no lo implementan. ¿Y tu empresa lo hace? ¿Sabes qué es y cuál es tu mercado meta? ¿Conoces sus gustos y necesidades? ¿Tu producto o servicio se adapta a ese sector? La segmentación de mercado te aporta este conocimiento y te ayuda a enfocarte de modo mucho más eficiente.

Existen en el mercado muchos tipos de consumidores, con características y necesidades muy diferentes, que buscan un tipo de producto o servicio específico.

¿Qué es la segmentación de mercados?

Es un proceso a través del que se fracciona el mercado en grupos o segmentos de consumidores homogéneos, que reúnen una serie de características similares y significativas para la empresa.

Esta segmentación permite llevar a cabo una serie de estrategias comerciales y cumplir así un doble propósito:

  • Satisfacer mejor las necesidades de los clientes.
  • Alcanzar los objetivos comerciales de la empresa.

Cada organización puede seleccionar uno o varios segmentos como meta de mercado, para los que desarrollará estrategias diferentes de marketing. Todo esto depende de las necesidades que la empresa quiera cubrir y la magnitud de la misma.

La importancia de la segmentación

La segmentación del mercado es cada vez más recomendable a medida que aumenta la competencia del mercado. De esta manera la empresa podrá adaptar mejor su oferta para satisfacer las necesidades de los consumidores de una forma más efectiva.

Podemos resumir las ventajas de la segmentación:

  • Permite identificar oportunidades de negocio no satisfechas adecuadamente
  • Ayuda a definir el público objetivo
  • Facilita la identificación de los rivales más directos
  • Permite adaptarse mejor al cliente consiguiendo así un cliente más fiel
  • Permite asignar los recursos del marketing de una forma más eficiente.
Criterios de segmentación basados en el comportamiento del consumidor según:
  • El momento de uso del producto
  • Los beneficios buscados por los consumidores
  • Los niveles de uso del producto
  • El nivel de lealtad a una marca
  • La actitud hacia el  producto o marca por los consumidores
  • El momento de compra

Una vez identificado el segmento podemos comprobar que cumple los requisitos de una segmentación efectiva, estos requisitos son:

  • La dimensión mínima del segmento, que depende de los objetivos de la empresa
  • Que el segmento sea identificable y medible teniendo en cuenta el potencial de compra de los clientes
  • Substanciales, nos tiene que compensar el coste adicional de dedicar unos esfuerzos de marketing específicos a este segmento.
  • El segmento tiene que ser accesible, tanto a nivel de comunicación como de distribución.
  • El segmento tiene que ser diferenciable.
  • La empresa tiene que disponer de los recursos materiales y humanos necesarios para poderse dirigir al segmento elegido.

Después de elegir los segmentos que nos pueden interesar tenemos que identificar cuáles de ellos constituyen nuestro público objetivo, este está constituido por los diferentes segmentos a los que una empresa se dirige o se quiere dirigir.

Desafortunadamente los mercados no son uniformes, están compuestos por distintos tipos de personas que tienen características disimiles ya sea por la ubicación geográfica, nivel sociocultural, socioeconómico, preferencias de compras, estilos, personalidad, capacidad de compra, entre otros. Por lo que realizar una sola campaña de marketing para todos sería algo poco práctico y nada rentable. Por ello, es importante la segmentación porque ayuda a aumentar las ventas, reduce el riesgo en una campaña de marketing y la hace más eficaz. ¡Segmenta y vencerás!

Si te ha gustado esta información te invitamos a que descargues nuestro e-book: 7 pasos para crear un plan de marketing, el cual es gratuito.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *