¿Qué es un CRM y por qué lo necesitas?

Si estas visitando este artículo, sin duda has escuchado de esta sigla que está en la boca de muchas empresas a la hora de vender o hacer mercadotecnia, aunque podría ser que no te quede muy claro si están hablando de alguna metodología o de una herramienta innovadora, en este artículo aclararemos tus dudas al respecto del CRM.

¿Qué significa?

El significado de estas siglas es “Customer Relationship Management” o (Gestión de la Relación con Clientes) esta hace referencia tanto a una metodología de negocios en la que se enfoca a prever, atender y responder de forma correcta las necesidades de los prospectos y clientes, como a un software que engloba lo anterior, brindando la herramienta necesaria para cumplir el seguimiento de tu prospecto o cliente.

Entonces ahora nos enfocaremos un poco en el CRM como herramienta de ventas y marketing.

¿Cómo funciona?

Función CRM

Un CRM cuenta con ciertas características que son de gran utilidad en el proceso de ventas, ya que es una base de datos completa del camino que está llevando tu prospecto o cliente, en esta se hace seguimiento de nombres, números de teléfono, correos electrónicos, entre otros. A partir de esto puedes hacer un seguimiento a las llamadas, ya que te permite registrar cada que realices una llamada y poner notas en esta, especificando lo que se discutió durante la llamada. De igual manera puedes enviar correos electrónicos desde el software, permitiendo el seguimiento de estos, de tal manera que te permite observar si los destinatarios abrieron el correo, dieron clic a algún enlace que enviaste o al enviar una presentación, puedes tener una visualización de cómo han interactuado con esta.

Principales usos

CRM usos

La principal función de esta herramienta es conectar los esfuerzos de marketing con ventas, ya que si estas enfocado en realizar una campaña de clientes potenciales, es buena idea redireccionar está a un CRM que pueda manejar toda esta información y que asegura que los que entrarán, están interesados en tu producto y tienen una alta probabilidad de convertirse en ventas. Ya dentro del CRM es labor del equipo de ventas, tratarlos, comunicarse de la mejor manera posible y asegurarse de llegar a un buen cierre.

Dentro de este proceso, podría suceder que no se cierre la venta inmediatamente, pero he ahí la importancia de dar un correcto seguimiento, ya que si el prospecto no está listo para comprar en el momento que nos contactó o conseguimos su información, hay que saber que se puede volver a intentar el proceso en un futuro, ya sea semanas o meses después, pero esto nos da la oportunidad de no abandonar un posible cliente, esto lo podemos lograr con la ayuda de tareas de seguimiento y recordatorios dentro del CRM.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *